Acude a tu boda

Hace un tiempo ya, mi hermana me contó que en Estados Unidos, donde ella vivió durante 15 años, utilizaban un dicho que, traducido al español, venía a ser algo así como “acude a tu boda” para referirse a “estar presente en tu vida”. Es algo que se me quedó grabado a fuego, de esas frases mágicas que dichas en un momento determinado, por la persona correcta, calan. Y pese a ello, no la entendí bien.

Estar presente, para mí, significa prestar atención, estar alerta, con los sentidos puestos, tomando las riendas de tu vida, tomando decisiones y asumiendo las consecuencias… todo esto muy lejos de esa frase tan de moda siempre -y que a mí no me gusta nada- que es el “déjate llevar”. Porque no, porque una cosa es fluir, y otra dejarse llevar. Estar presente es hacerte cargo de ti, priorizarte, atreverte cuando te atreves, pararte cuando lo necesitas. Estar presente es saber para qué haces, o no, las cosas. Es elegir, es rechazar, es dar los pasos mirando el suelo que pisas. Es escuchar tu sexto sentido, y conocer el ritmo al que late tu corazón en cada momento.

Para mí, estar presente en mi vida es un compromiso para conmigo misma. Y desde ahí comprendo ahora esa frase que dice que “acudas a tu boda”. No a la boda con nadie, si no al enlace contig@ mism@.

Y hoy, aprovechando la luna llena, he decidido honrar ese compromiso conmigo, con esta ilustración de mí misma, con el pelo largo y liso, tal y como me conozco en esencia y salvaje.

Feliz noche de magia… 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s